Es posible arrepentirse

Muchas veces en nuestra vida nos surge un profundo sentimiento de remordimiento, por alguna acción que hemos realizado y atizamos nuestro pensamiento repitiéndonos ¿cómo fui capaz? Y encontramos algún pequeño consuelo convenciéndonos que en el futuro lo haremos de una manera distinta.

En el fondo lo que nosotros quisiéramos decir es que queremos un presente, pero nos reconfortamos diciéndonos que el futuro será distinto, nuestra presente toma otra dinámica ante nuestra autodeterminación.

Hoy comenzamos el mes de Elul y comienzan los días de penitencia y reflexión, la finalidad de ellos es llegar a un movimiento en el ser, que se llama Teshuva.

La palabra teshuvá popularmente se la relaciona con un movimiento que expresa un cambio radical, como es el caso de algunas personas que en un despertar y como si algo extraño les hubiera ocurrido, abandona sus hábitos cotidianos de vida secular y comienza una vida comprometida con los valores ortodoxos, esto se le llama Balteshuvá.

Literalmente Teshuvá significaría retorno, pero es mucho más complejo, teshuvá es la capacidad del hombre de arrepentirse de algo que ha hecho, sin que este arrepentimiento le cause ningún daño a su consciente, ni sea una búsqueda de autoculpabilidad con su ser.

La Teshuvá es un movimiento donde el ser no se flagela por el mal que hizo y tampoco busca en terceros o pasados desaventurados responsables por su acción. La teshuvá es un regalo que nos hizo Dios al universo, similar al olvido que el Midrash (estudio talmúdico) nos dice que ambos, olvido y Teshuvá, fueron dados por Dios como  herramientas  para encontrarnos en el camino de la búsqueda hacia la verdad y el espejismo hacia la perfección.

La teshuvá tiene un tempo de 40 días desde este Shabat hasta Yom Kipur, tiempo en el cual no buscamos ser mejores en el futuro, no buscamos cambiar nuestro pasado sino que buscamos un compromiso que nos permita que en el momento que nos arrepentimos comencemos un viaje a otra dimensión. En esta dimensión abandonamos el mal y nos comprometemos con el bien y nos sentimos felices con nuestro presente.

Esta es una oportunidad única en el ultimo mes de cada año, en el mes de Elul donde estamos cerca del rey del Universo donde el escucha nuestros rezos y nuestras plegarias deseándoles seáis inscriptos en los libros de la vida.

Os adjunto la invitación de la cena de Rosha Shana para poder inscribirse.

Shaná tova

David Libersohn

Rabino

Shabat Ree

Encendido velas 20:40 hs

Kabalat Shabat. 19 :30 hs

Shajrit 09.30 hs

Minja  Shabat 19:30hs

Salida Shabat  21:42 hs

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*