Tener un objetivo- Por Mushky Libersohn

Bh

Tener un objetivo.

El nieto del tzadik Rabi Itzjak Aizik se enfermó con una enfermedad peligrosa, el papa del niño pidió a su padre que haga tfila por su nieto, pero el milagro no paso y la enfermedad no se fue.
Al revés, la situación solo fue empeorando, hasta que los médicos no encontraron ninguna medicación para él. Una de las noches decidió que alguien tenía que ir y contar al abuelo lo que estaba pasando y que el abuelo por él.
La familia no sabía a quien elegir para que vaya a contar al abuelo las malas noticias; después de mucho pensar, decidieron enviar a uno de los nietos que el abuelo apreciaba más que todos-Yehuda tzvi.
A última hora de la tarde, casi de noche, subió por las escaleras Yehuda tzvi hacia la habitación de su querido abuelo, al llegar a la puerta de la habitación tosió para que su abuelo lo vea.
Cuando lo vio a una hora tan tarde entendió enseguida porque vino y le pregunto ¿y?¨ El niño que era inteligente le contesto: “vine a contarte abuelo que la situación de tu nieto se esta mejorando, solo hay que pedir que siga así y se recupere totalmente”
La cara del Tzadik se alegró e invito al niño a entrar a su habitación, se dirigió hacia uno de los armarios y cogió una cucharada llena de hierbas de té. Y dijo que cocinen las hierbas y se las den al enfermo, cuando el empezara a sudar la enfermedad se le quitaría. Y así fue.
Cuando entro el papa del niño a contar a su padre que su nieto estaba bien, Tzadik le riño y le dijo: “tienes que aprender de Yehuda tzvi”, y le explico que siempre que el venia a contar hablaba negativamente y agregaba dolor, pero este niño Yehuda tzvi decidió darle vida a su abuelo contándole lo positivamente que el nieto se estaba mejorando. Gracias a eso el abuelo tuvo fuerzas especiales para hacer su tfila.
El tzemaj tzedek el tercer Rebbe en Jabad le dio la orden a la Rabanit Rivka de hacer caso a los médicos y comer antes de la tfila. Mucha gente tiene cuidado en no comer antes de la tfila. Y hay algunos que dicen ¨si no hay comida no puedo hacer la tfila¨ y cuidan en eso.
¡Cada uno tiene que comer, beber, dormir, necesitamos comer para vivir, pero hay gente que come porque esta bueno y eso es lo peor! Quitamos la kdusha que espero durante años para que se eleve y a nosotros también.
Hay 3 tipos de personas:
La primera: -Hace la tfila pensando en lo que dice pero después cuando le pasa algo bueno no piensa que viene de ashem-en ¨refaeinu¨, piensa sobre los que necesitan salud vuelve de tfila y ve que su tío esta mejor y dice: que buen hospital! En ¨Barej aleinu¨ piensa sobre sus negocios y justo después de la tfila recibe una llamada de un buen negocio en Alaska y él dice ¡qué suerte de tener amigos en Alaska! -No es mala persona, no piensa.
La segunda: -Hace la tfila para que ashem le de lo que quiere, viene a la sinagoga y pide, recibe una llamada de Alaska y Dice “justo hoy hice tfila para mis negocios” hace tfila para comer.
La tercera: – Viene a la sinagoga y le dice a ashem yo no quiero nada, solo trabajar contigo, necesito lo material para trabajar contigo, para eso dame dinero, salud, familia etc.… Come para hacer la tfila para subir a todo en kdusha.
Nuestro examen diario empieza ahora, ahora que empezamos nuestra rutina, después de los jagim que teníamos todo a mano- un shiur fácilmente para venir, la posibilidad de estar en el minian 3 veces al día. Pero ahora que volvimos hay quienes dirán- yo hago lo que me dicen que tengo que hacer y punto. Hay otros que dirán que es difícil de hacer, pero es más difícil de no hacer nada, todo esta en nuestro pensamiento, nuestro objetivo, nuestro enfoque y objetivo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*