Pensamiento del extracto de un ensayo jasídico- Por Shalom Beer Libersohn

“Él ha redimido en paz mi alma de la guerra; contra mí y porque había muchos contra mi” Salmo 55.18

 

El punto de la cuestión no es la redención en sí, sino que esta ocurre en paz y que es en la batalla y no en la guerra el lugar donde mi “yo” se redime. También hay que entender porque el lenguaje que utiliza es en plural y no en singular.

El problema de la redención existe solo cuando hay un opuesto, porque cuando no hay nadie no hay espacio para la redención. Pero cuando hay un opuesto y hay una apelación, entonces hay una ventaja en el lado redentor (luz sobre la oscuridad y sabiduría sobre la tontería).

Es de dos maneras, ya sea guerra o paz, y aquí está en paz, y en esto hay dos formas: distancias del objeto o aproximación, aquí es aproximada.

La palabra “liy” que significa para mí, nos dice que no hay espacio para el cambio de referencia, es decir la redención es para mí, sin embargo, viene a través de la oración de la multitud.  La redención es la transformación del “yo unipersonal” en el “yo colectivo “

Todo lo que existe en el mundo proviene de la Torá. Dios creó el mundo a partir de la Torá, por lo que debemos decir que el asunto de la redención también está presente en la Torá. La Torá está en este mundo, que es un lugar oscuro.

En los mundos superiores espirituales, la novedad es la realidad con identidad propia, el hecho de que el mundo existe. Lo simple de ellos es la devoción. Pero aquí en el mundo material es lo opuesto, la innovación es la divinidad y lo simple es la realidad.

En la actitud del hombre hay dos formas en que se usa una refriega:  transformando la guerra en una batalla continua; o luchando desde la paz. La batalla continua es la oración y la guerra desde la paz es el estudio de la Torá. La oración es infinita y siempre podemos pedir más, en cambio, el estudio de la Tora se nos limita a nosotros, de acuerdo a nuestro entendimiento, cuando lo asumimos vivimos en Paz.

 

Como hemos dicho, la redención puede ser a distancia o aproximada, guerra o paz, y aquí está la intención aproximada de que el hombre estudie la Torá, pero la aplique al mundo físico y la ponga en acción.

Y la explicación de lo que significa “en público” de una manera colectiva. Todo esto se hace con la oración de muchos, e incluso una persona que vive en el simulacro de la perfección, si reza en público, será mucho mejor. Otra explicación es que solo aceptando el amor de Israel es cuando la oración se convierte en una misión y la misión solo puede existir en el marco colectivo y no individual.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*