Recuerdos

Cuentan sobre un Rabbi Jasídico que le pidió a su alumno que escriba todas las anécdotas y vivencias que habían compartido juntos durante años.

 

Feliz el alumno se centró frente a una resma de papeles en blanco, preparó el bolígrafo y se dispuso a escribir; al poco rato el papel seguía igual de blanco y el bolígrafo sin usar…

 

Después de algún tiempo parecía que la tinta se hubiera carbonatado hace décadas y el papel se tornó amarillo.

 

Triste el alumno fue a contarle a su Rebbe lo que le había pasado, el Rebbe le contesto: “empequeñece a tu persona en el contexto de lo que ocurrió y entonces lo que ocurrió se escribirá solo; tu labor será poner los puntos y las comas”.

 

Este Shabat antes de Purim se llama Shabat Zajor, shabat de la memoria.

 

Recordamos quienes somos, porqué estamos aquí, los propósitos de la vida, todo ello en el contexto de la Mitzva, que nos recuerda que el pueblo llamado Amalek hay que aniquilarlo de la faz de la tierra.

 

La Torah nos relata que el pueblo de Israel tenía 2 enemigos diferentes: los Amalekitas y los Egipcios.

El odio y el temor de los egipcios hacia los israelitas no fue irracional. El Faraón dijo a su pueblo:

‘Los israelitas se están volviendo demasiado numerosos y fuertes para nosotros. Debemos tratar sabiamente con ellos. De lo contrario, pueden aumentar tanto, que, si hay guerra, se unirán a nuestros enemigos y lucharán contra nosotros, expulsándonos de la tierra. (Ex.1: 9).

 

Intuyeron una amenaza potencial para la población nativa. Por ello al enemigo Egipcio había que respetarle.

 

Precisamente lo contrario fue para los amalekitas. Atacaron a los israelitas cuando estaban “cansados y débiles”. Enfocaron su asalto en aquellos que estaban “rezagados”. Los que son débiles y rezagados no representan ningún peligro. Esto era odio irracional, sin fundamento. Al enemigo irracional debemos aniquilar.

 

La diferencia entre lo racional e irracional se balancea con la actitud del hombre; y esto ocurre a través de la memoria colectiva.

 

Cuando el hombre busca hacer de la memoria un trampolín para su grandeza, NO encontrará letra ni espíritu que pueda soportarlo.

 

Todo lo contrario, cuando el hombre transforma la memoria en una herramienta irracional, que le hace unirse a las generaciones previas y a sus obligaciones con Torah y Mizvot, NO por conveniencia sino como un legado el cual él es responsable único, el espíritu de la memoria llenará su presente permitiéndole utilizarla como una brújula hacia el futuro.

 

Por ello recordamos, porque la memoria da respuesta a quienes somos, y además de decirnos de dónde venimos, fija nuestro futuro, fija nuestro objetivo de hacia dónde vamos.

 

El próximo miércoles por la noche comienza Purim, leeremos la Meguilá y continuaremos con las Mizvot de los días de Purim: entregar monedas a los pobres, 2 alimentos a los amigos y alegrarnos con una comida festiva con la fiesta de Purim.!

 

Purim y su alegría nos hacen capaces de llegar a elevarnos de todo lo mundano, haciendo que la alegría nos permita sentir que tan siquiera no diferenciamos entre el bien y el mal.

¡¡¡¡Te espero en la fiesta de Purim en Bet Jabad próximo jueves 21 de Marzo a las 18:30hs!!!!

Welcome to Purim in AMERiCA

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*