El Futuro del pasado

Las escenas del libro de Bereshit que finalizamos esta semana, son intensas y significantes.

Bereshit comienza su ultimo capitulo, plasmando el terrible miedo que tenían los hermanos de Yosef pensando, sobre el momento que su padre dejaría de vivir, la venganza que tomaría el hermano Yosef, por haberlo vendido a los egipcios como esclavo.

Cuando Yosef se encontró con sus hermanos en el primer momento les dijo: “ahora” no se preocupen, D.s me ha enviado para salvar vuestras vidas del hambre.

Los hermanos de Yosef recordaban bien el momento de volver a encontrarse con él, y el salvoconducto a la vida que este les tendía; pero también recordaban la significante sentencia “ahora” no es momento de preocuparse, pero esto no garantizaba el futuro.

Yosef se dirige en actitud pacifica a sus hermanos y les dice que todo iba a seguir igual, porque la vida de Yacov solo tiene sentido; si nosotros vivimos, y si nosotros vivimos, Yacov vive.

Yosef no perdona a sus hermanos, pero acepta que el mundo que D.s creó es bueno y está dado para vivirlo.

Por ser un mundo bueno no hay lugar para la venganza y como está dado para vivirlo, solamente el mirar hacia adelante nos permite aprender de los errores del pasado y convertirlos en una oportunidad y referente para el futuro.

Con la decisión de paz, Yosef no cede, pero mira hacia adelante y da sentido a la vida que su padre les educó independientemente de sus sentimientos.

Maravillosa es la responsabilidad generacional y de legado, somos lo que recibimos de nuestros padres y la forma en que nuestros hijos interpretan nuestro mensaje y compromiso.

Este shabat en que mi esposa, mis hijos y yo cumplimos 20 años en esta ciudad, intentaremos aprender de los posibles errores del pasado, continuar con la bondad del presente, para vivir y vivenciar el judaísmo, ratificarnos plenamente en el shlijut, y la labor que nuestro querido Rebbe nos enseñó; en la cual nuestros padres nos educaron y el fantástico tesoro de cada judío de esta ciudad que nos brindó la posibilidad de compartirlo.

 

Shabat Shalom

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*