El Rebe -Mi Rebe-

Este Shabat se conmemoran 25 años de la desaparición física de nuestro Rebe – el Rebe – Menachem Mendel Schneerson, con la ayuda de Ds estaré presente para rezar y pedir bendición por todos nosotros. Si es de tu voluntad envíame tu nombre y el nombre de tu madre en hebreo y los colocaré en el lugar de su reposo para bendición.

 

El Rebe -mi Rebe – quizás fue descrito como la mas grandiosa personalidad en el liderazgo del pueblo de Israel, una combinación carismática de valores religiosos, emprendimiento y la profunda comprensión de las necesidades de nuestro pueblo en el tiempo y momento más necesario. Pero yo quiero hablar de mi rebbe; el Rebbe que me dio a mí personalmente y a otros muchos, la consciencia de que cada uno de nosotros es capaz de liderar nuestro circulo de influencia, vivenciar la familia y a través del amor a nuestro trabajo tener la fehaciente capacidad para, en última instancia cambiar al mundo en su totalidad.

 

Las necesidades y características del lugar donde vivimos son solamente una herramienta para que el sentido de responsabilidad colectivo del pueblo de Israel se pueda impulsar.

Hacer una mitzva es tan necesario para el judío como respirar, y que estas tengan una interconexión humana tan fuerte como el amor, cultivándolo permite una relación eterna; y por último que la gente mas joven, y especialmente los niños, tienen mucho para enseñarnos en nuestra vida, su entusiasmo y optimismo, fe y confianza son puras y trasparentes y por lo tanto su expresión es un sinónimo de decir la verdad y la verdad es lo que nosotros buscamos.

 

 

Mi Rebbe nos enseñó que el amor y la verdad son los pilares en los cuales transitamos a través del tiempo, el cuerpo debe amar con el alma. El amor verdadero y puro permite que el alma pueda contemplar lo ideal y eterno y la verdad es una proposición mediante la cual expresamos los valores eternos que la Torá trasmite en el tiempo, generación tras generación de padre a hijos.

Lo mas importante es que el Rebbe nos habla a cada uno de nosotros, en un lenguaje personal, nos insta a que asumamos responsabilidades, a saber, que el judaísmo no solo el personal, sino el universal depende de nuestras propias acciones.

Hagamos un regalo al Rebbe, dediquemos en este Shabat una buena acción, un momento de estudio, una reflexión en familia sobre lo trascendente e importante que es nuestra identidad, nuestra acción y compromiso con el judaísmo, y como el Rebe solía decir ¡ D-s está en todo el universo pero habita en cada uno de nosotros!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*